Me parece estimulante y muy positivo que desde la academia un destacado grupo de profesionales piense, articule y estructure lo que se ha denominado “La Nueva Agenda Caribe”, con el propósito de gestionar proyectos que nos conduzcan hacia una fase superior de desarrollo económico y social. Intelectuales y académicos entienden su lenguaje y expectativas por encima de asuntos localistas y geográficos, sin escapar a la razón de ser de sus orígenes pero al fin y al cabo más allá de la intriga, el chisme y la mezquindad. Es un grupo que encarna una sensibilidad especial que muchas veces lo aísla de otros sectores, aunque siempre está listo a participar en aquellos procesos que sirven al progreso del colectivo social. Como ocurre ahora que se requiere reinventar la plataforma para el desarrollo del Caribe colombiano. Me preocupa, sin embargo, qué tan preparados y dispuestos estamos en la Costa Caribe colombiana para no desfallecer en este nuevo intento aglutinador e integrador de lo que representamos y podemos significar como Región. Todo en el marco de una dinámica nacional que hoy mira y entiende más la importancia del comercio con el mundo y debe necesariamente buscar y potenciar sus costas para llegar a más mercados y a más consumidores con sus productos. Actualmente nuestro país atiende cerca de 180 mercados y la idea es conquistar otros más para lograr los 1.400 millones de consumidores que deben estar en su listado comercial al finalizar el Gobierno de Juan Manuel Santos Calderón en el 2014. Antes eran apenas unos 60 millones los que tenían acceso a los productos nacionales. El Gobierno Nacional hace grandes esfuerzos para mejorar la oferta exportadora y particularmente persigue el fortalecimiento del sector agropecuario en tiempos de crisis alimentaria mundial. En ambos escenarios la Costa Caribe juega un papel muy apreciable por su capacidad portuaria y tierra apta en sus campos. Para el segundo trimestre de 2012 la economía colombiana muestra un crecimiento del 4.9 por ciento en relación con el mismo periodo de 2011, según el Dane. El PIB creció un 1.6 por ciento. Cifras altamente satisfactorias, respecto de lo que ocurre en zonas como Europa, países vecinos y el mismo Estados Unidos, un mercado que en 100 días de vigencia del Tratado de Libre Comercio, TLC, ha aumentado sus compras a nosotros en un 20 por ciento. La Costa Caribe incide de manera significativa en ese movimiento. No hay duda que el futuro puede ser muy próspero y con menos pobreza e indigencia en el Caribe colombiano, región bendita por la divina providencia y sus indiscutibles ventajas comparativas y competitivas. Hemos liderado por décadas el más sólido sentimiento regional que se conozca en Colombia, pero lamentablemente es el más desperdiciado en el país porque no hemos traducido a la práctica el lenguaje de la unidad regional. El Valle del Cauca recompone su agenda y con Cali a la cabeza da pasos agigantados en la Costa Pacífica. Antioquia se abre al Caribe y Medellín cada día nos regala ejemplos de cómo actuar unidos clase política – gremios - empresarios y comunidad en beneficio de toda la sociedad. En el Eje cafetero hay notables avances, al igual que en los Santanderes, los llanos orientales y el sur del país. Nosotros que dimos los primeros mensajes de unidad regional, podemos perder el pedazo del pastel que nos corresponde. En ese contexto, me inquieta que como región no podamos aprovechar de la mejor manera posible el nuevo sistema general de regalías. Esperamos rectificar en el Congreso de la República, cuando el Gobierno Nacional lleve el primer presupuesto nacional de regalías 2013 – 2015, algunos de los defectos en que pudieron incurrir los Órganos Colegiados de Administración y Decisión, Ocad. Aliento esperanzas con los anuncios de la Agenda Caribe y brindo desde ya a sus promotores la capacidad de apoyo como Senador de la República en la consecución de los objetivos que se trace, pero si no logramos madurar la unidad regional será un imposible aspirar a concretar el desarrollo que queremos. Si no pasamos del compromiso y de la agenda, la Costa Caribe continuará siendo el territorio más rezagado de Colombia. visite www.josedavidname.com o escríbame ainfo@josename.com

Barranquilla

    Atlántico

      Judicial

        Política

          Fútbol

            Económicas

              NotiReporte del Tiempo

              NotiPublicidad

              NotiContador de Visitas

              Visitante No.
              Desde el 01 de diciembre de 2011

              YouTube

              NotiWidgets